¿Infieles por naturaleza o por vocación?

281339_182855285191991_1062626045_n

Todos; hombres y mujeres alguna vez hemos oído o incluso mencionado alguna frase del tipo “Mi pareja no me engañará”, “Yo soy muy fiel”, “Jamás he engañado a ninguno de mis ex”, “Nunca me he ido de putas”. Si he acertado en mis palabras, sólo puedo deciros:

 

Bienvenidos infieles.

No os sintáis ofendidos porque os llame infieles, pero es que nunca sabemos cuándo tendremos que tragarnos nuestras palabras es más; las infidelidades duelen, pero también nos hacen en algunos casos recapacitar, mejorar y valorar, reafirmando nuestra relación. El sentimiento de culpa del infiel, mezclado con el miedo a que se rompa la relación… forman un cóctel emocional afrodisíaco. Cuando las mujeres descubrimos y decimos perdonar una infidelidad entramos en un estado de éxtasis. Nos compramos nuevos modelitos, lencería sexy, nos ponemos el taconazo y salimos en busca de nuestro hombre perdido. Es una manera de auto-convencernos de que nosotras podemos ser igual de explosivas o más que “la otra”.

Sin embargo en otros casos no es así, la desconfianza que se crea en la pareja se vuelve insufrible y la única opción que nos queda es romper. Si esto ocurre quédate con lo bueno, lo esencial es que el ser infieles nos ayude a crecer ya sea juntos o por separado. Y si es por separado, nos compramos un buen vibrador y disfrutamos de un buen orgasmo cada vez que nos apetezca, que los juguetes íntimos no engañan, no duelen y siempre están dispuestos. Ya que el luto hay que pasarlo como sea, por lo menos que lo pasemos disfrutando!!

El ser humano tiene la tendencia a idealizar sus relaciones de pareja. En algunas historias se cumple pero en otras muchas no. Y es ahí cuando nos damos cuenta de que ese amor no era tan especial, que es como todos, que somos igual de vulnerables que el resto de los mortales.

 

922956_141319219387336_285127677_n

El servicio de mensajería Whatsapp se ha revelado como el aliado perfecto de los infieles. Según el último informe elaborado por la web AshleyMadison.com el 75% de las mujeres y el 89% de los hombres de esta web practican el “sexting” (intercambio de fotos y mensajes de contenido sexual a través de dispositivos móviles) con sus amantes en sus ratos libres. Este estudio nos revela que la mayoría de los infieles duermen en el lado derecho de la cama, les gusta chatear con sus amantes en el trabajo y se acuestan con otras personas por la falta de sexo con su pareja.

 

Las nuevas tecnologías están acelerando la aparición de prácticas que no sé muy bien cómo calificar ¿es de infieles flirtear con otra persona por

  chat? ¿si veo porno online estoy engañando a mi pareja? ¿Se considera una infidelidad tener un encuentro de tono sexual a través de una webcam? …

 

  “Lo que nos lleva a ser infieles”, es siempre nuestro impulso natural al sexo. En este sentido somos muy bipolares, contradictorios no sé.

Etiquetarlo como queráis; pero por un lado queremos una pareja estable para formar una familia, y por otro queremos satisfacer todos nuestros deseos sexuales, caiga quien caiga.

 

 

  La vida es así: compleja, emocional, inesperada…

 

 

By PATRICIA SILK. Personal Sex Shopper en Desátame Erótica.  “Y a veces hasta escribo, cada vez más a veces.”

By PATRICIA SILK. Personal Sex Shopper en Desátame Erótica.
“Y a veces hasta escribo, cada vez más a veces.”